Sobre mí

 

Soy Pilar Mint, y como tú, he sido estudiante (de química, esa asignatura horrorosa para algunos, pero muy divertida para mí ;)). Sí, yo también me he visto en alguna época de mi vida viviendo fuera de casa de mis padres, y teniendo que manejarme en muchos aspectos de forma mucho más independiente: entre otros, esa batalla  diaria en la cocina 😛

IMG_5993Lo cierto es que siempre he tenido una gran pasión por la cocina, por lo que para mí no fue un problema ponerme a cocinar cada día para mí (sí, sí, sólo para mí; por el placer de cocinar). Pero en estas estancias, al compartir piso, descubrí que muchas personas no tenían esa pasión, fuese porque no les gustaba mucho cocinar, fuese porque no sabían cocinar.

Y de alguna forma, combiné la cocina con mi otra pasión: enseñar a los demás (Por eso doy clases de química). En esos años de independencia, cuando compartía piso, conocí a muchas personas maravillosas, que adoraban comer, pero eso de cocinar no lo tenían del todo controlado.

Y entre plato y plato que yo hacía, les daba a probar. Veía en sus caras que les encantaba, y que querrían comer un poquito más de ese pollito al horno que yo me había hecho, o de esa ensalada especial que cenaba, en vez de paté con picos, o pasta pasada y sosa…

Por eso, además de hacer un poquito más las siguientes veces, para que pudieran disfrutar de los platos conmigo, les enseñé un poquito de esta pasión; les enseñé a defenderse en la cocina.

 

Si estás pensando en independizarte o estas independizado seguro que te has encontrado con:

  • Que estás un poco harto/a de comer sólo pasta con tomate
  • Que vivir de la comida precocinada sale bastante caro, y que no está tan buena
  • Que te encantaría llegar a casa y comerte un guisito calentito después de un día duro de estudio/trabajo
  • Que no sabes para que sirven la mitad de los cacharros y utensilios que hay en la cocina
  • Que quieres aprender aunque sea freír un huevo o hacer una tortilla francesa
  • Que sí, que tienes ganas de comer bien, y que ahora sí que echas de menos la comida de tu madre.

Por eso quiero ayudarte y animarte a emprender un nuevo conocimiento. Quiero que aprendas a cocinar; quiero que disfrutes con lo que cocinas y que disfrutes con la comida que has hecho tú mismo. Quiero ayudarte en ese camino a la independencia, ayudarte a esa aventura de supervivencia de una forma divertida y diferente.

¿Qué y cómo te enseñaré?

  • A través de divertidas anécdotas, de mi día a día, te enseñaré platos simples, sabrosos y muy sanos.
  • Te enseñaré mis truquillos, para cuando no tengo mucho tiempo pero tengas mucha hambre.
  • Te daré nuevas ideas para innovar recetas, para que puedas adaptarlas a tus gustos.
  • Te daré tal variedad, que no podrás decir que no hay nada que te guste… porque todas las recetas además de buenas, entrarán por los ojos.
  • Te enseñaré a mimarte: sí, tú te puedes mimar, y te puedes poner los platos bien bonitos, para que los cojas con más ganas, como si fuera un restaurante.
  • Y por supuesto, encontrarás en cada post datos químicos curiosos y divertidos… ¿A que al final estudias química como yo? jejeje

¿Cuál es mi historia?

  • En mi casa siempre hemos sido de buen comer. Mi madre era la que cocinaba, y la verdad, es que cocinaba de vicio. Y yo, siempre tan curiosa, miraba como lo hacía y le iba preguntando. Y poco a poco, fui descubriendo esta pasión.
  • Soy graduada en química (sí, de ahí el nombre). Igual que me gusta entender y hacer recetas en la cocina, en la química era algo similar. Aprendí muchas reacciones y muchos procesos, lo que iba alimentando mi curiosidad. Y en el laboratorio, como en la cocina, seguía mis recetas hasta tener el resultado final.
  • Hice varios intentos de independencia. El primero irme de SICUE, un programa de movilidad de universidades dentro de España. Me fui a Zaragoza, pero por varias circunstancias, no tuve mucha suerte y no encontré mi sitio, por lo que me volví a mi ciudad, Sevilla. Aunque tuve mucho miedo a volver tener una mala experiencia, siempre he contado con el apoyo de mi familia y mis amigos, que no dudaron en animarme para un segundo intento en la ERASMUS en Niza (Francia). Sin duda, la mejor experiencia que tuve: se fueron los miedos, descubrí muchísimas cosas de mí que ni conocía, y encontré una confianza en mí misma que jamás pensé que tendría. A mi vuelta, decidí mantener esa actitud, y seguí viviendo fuera de casa de mis padres. Eso sí, cada vez que mi madre cocina algo… ¡Soy la primera que está allí!
  • Me encanta viajar. Conocer nuevos lugares, personas, y costumbres. Me encanta probar nuevos sabores y comidas diferentes. Intento aprender algunas recetas de los sitios a los que viajo, porque el paladar tiene memoria. Y es un placer poder recordar desde tu casa cada lugar con sólo probar un plato de comida.
¿Tienes ganas de aprender a cocinar de forma divertida?
Descubre cómo hacerlo con recetas originales y fáciles para supervivientes de la cocina

¡Apúntate gratis! Recibirás recetas prácticas y económicas que te harán pasar de ser un desastre en la cocina a quedar como un rey delante de amigos y familia. Además aprenderas tips de química y ciencia incluidos 🙂

* Prometo no enviarte spam

No se admiten más comentarios